Tratamiento de Agua Gris

 

Las técnicas de reutilización de aguas grises tienen como objetivo el tratamiento de las aguas grises para su reutilización en inodoros y riego de zonas verdes (nunca para consumo humano).

Entendemos por aguas grises aquellas que provienen de duchas, bañeras y lavamanos. Las aguas grises, a diferencia de las aguas residuales (también llamadas negras, servidas o fecales), tienen una baja concentración de materia orgánica y sólidos en suspensión, aunque pueden contener una alta concentración de productos químicos fosfatados y clorados procedentes detergentes y jabones.

En el edificio o comunidad donde se vaya a realizar la instalación, es necesario disponer de una canalización de recogida de de aguas grises independiente de las bajantes de aguas negras, así como una canalización de suministro de aguas tratadas para inodoros y/o riego (identificadas con un color visiblemente diferente) independiente de la red de suministro de agua potable.